jueves, 20 de mayo de 2010

Declaraciones de apoyo a Garzón: Prensa Internacional

-The New York Times, editorial
Una injusticia en España
A Garzón debería permitírsele regresar cuanto antes a su trabajo. España necesita una explicación honesta sobre su turbulento pasado, no la persecución de aquellos que tienen el coraje para demandarla

-The Atlantic (Periódico de Washington)
Garzón, la última víctima de Franco

-Le monde, editorial
Le juge Garzon réveille les plaies de l'Espagne.
La estrategia del olvido no ha funcionado
El pionero en desarrollar la justicia internacional en todo el mundo

-Le Soir
(Periódico belga). Por Jean-Paul Marthoz: Baltasar Garzón, culpable por tener razón
El juez Baltasar Garzón tendrá que sentarse en el banquillo por prevaricación. Los simpatizantes de ETA aplauden, los nostálgicos del general Pinochet brindan con champán, los extremistas islámicos se muestran exultantes, los herederos del franquismo entonan el Cara al sol con el brazo en alto. El proceso contra Garzón empaña la imagen de España en la escena internacional. Insinúa que cierta España no ha entendido nada y que su adhesión a un régimen de libertad se debe más a la conveniencia que a la convicción

-Clarín (Periódico argentino)
Apoyada por los mayoritarios sectores más conservadores del Poder Judicial, la ultraderecha ha conseguido enviar al banquillo de los acusados al juez Baltasar Garzón.
La reacción de entidades y personalidades ha sido amplia para defender al juez que logró detener al tirano Augusto Pinochet y fue el gran protagonista de los juicios de Madrid contra los crímenes de la dictadura argentina

-Página 12 (Periódico argentino)
Ustedes, fascistas, son los terroristas”, “Garzón, amigo, el pueblo está contigo”, “Queremos justicia”. Los manifestantes espontáneos que ayer acudieron a la sede madrileña de la Audiencia Nacional no se ahorraron broncas ni emociones cuando por la tarde Baltasar Garzón abandonó su puesto de trabajo, luego de que le notificaran su suspensión por parte del Consejo General del Poder Judicial. Mientras los grupos franquistas como Falange y el sindicato ultraderechista Manos Limpias valoraban positivamente la medida y hablaban con suma hipocresía de “un triunfo de la sociedad”, la indignación se hacía carne en miles de manifestantes que se volcaron durante la tarde en las grandes ciudades a manifestar frente a los tribunales de justicia. El día más negro de la Justicia española estuvo plagado de tensiones.

-El Tiempo
(Diario colombiano) Editorial: La campaña contra Garzón
Un magistrado del Tribunal Supremo español ha ordenado que se juzgue al juez Baltasar Garzón, adalid internacional que persiguió a dictadores, procesó a terroristas e investigó a corruptos y mafiosos. La decisión podría traer, como resultado final de la causa, una sanción que aparte a Garzón de los estrados judiciales durante veinte años y liquide así su carrera profesional.
Preocupa la actuación contra el famoso juez por varias razones. La primera, porque revela una clara campaña de acoso y derribo intuitu personae
La segunda, porque tiñe la administración de Justicia de un velo político. De hecho, la acción contra Garzón nace de dos grupúsculos de extrema derecha, dos fantasmones del viejo franquismo
En tercer lugar, porque ofrece una imagen de España y su Justicia que no se compadece con la democracia admirablemente recuperada tras más de cuatro décadas de dictadura

-
Süddeutsche Zeitung (Periódico alemán)
Hay buenas razones para considerar vergonzosa la causa contra Garzón
Clama al cielo que Garzón vaya a sentarse en el banquillo de los acusados por una querella de los herederos ideológicos de Franco, entre ellos el partido fascista de la Falange.
Aunque la comparación no es exacta es como si, trasladando los hechos a Alemania, se encausara al fiscal del proceso contra Demjanjuk porque un partido nazi se querellara contra él.
Un nuevo ejemplo de la fatal polarización de la justicia española. Esto lo demuestra no tanto la anécdota de que algunos de los jueces del Tribunal Supremo no hayan renunciado a su juramento de lealtad a Franco y al Movimiento, sino la coincidencia temporal –y probablemente causal– de que el último toque de trompeta en la caza de Garzón suene precisamente en el momento en el que intentaba sacar a la luz los oscuros casos de corrupción del Partido Popular
Nadie se mete impunemente con los poderosos.”

-
Frankfurter Allgemeine Zeitung (periódico alemán)
La cuestión jurídica es qué principio legal se aplica: La amnistía para las élites de la dictadura o investigar los crímenes contra la humanidad

-Die Zeit
(Periódico alemán): Solidaridad con el Juez Baltasar Garzón
El hombre que como juez de instrucción ha llevado ante el tribunal desde finales de los años ochenta a capos de la droga, terroristas etarras, banqueros de primera fila, políticos internacionales, antiguos miembros del gobierno socialista y políticos locales y regionales conservadores y que desde hace cerca de veinte años está acompañado las 24 horas del día por escoltas, como los fiscales antimafia en Italia, debe responder por ‘prevaricación’
Se ha constituido una peculiar coalición de herederos del fascismo de Franco y archienemigos personales, antiguos izquierdistas, para expulsar al agitador de su cargo con todo el oprobio posible, con efecto disuasorio sobre otros supuestos fanáticos de la justicia.
La lucha por los derechos humanos es una tarea internacional que requiere la solidaridad de todos quienes tienen competencia sobre ella. Pero requiere además la solidaridad de todos quienes están comprometidos con ella, y con mayor motivo cuando uno de ellos se vea en dificultades por cualquier pretexto nimio. Garzón es uno de estos casos. Para la justicia española, este extraño proceso es ya una vergüenza
Pero si acabara silenciando a Garzón sería una derrota para la idea y el concepto del derecho penal internacional y para la cooperación contra la criminalidad organizada internacionalmente. Por eso, el caso Garzón no es un bochorno nacional. Es un escándalo internacional.

-ABC
(Cadena australiana)
Es paradójico que el juez que ha investigado y perseguido a dictadores internacionales, no pueda abrir en su propio país una investigación para esclarecer dónde están las victimas de su propio dictador Francisco Franco

-Judicial Review (Revista de EEUU y Canada)
El perfil del Juez Garzón sería mucho más valorado en un organismo como la Corte Penal Internacional, que en un país donde unos jueces entorpecen la labor de otros, en vez de tratar de esclarecer la verdad

-Eurasia Review (Revista asiática)
Expone la caída de Garzón frente a jueces del Supremo más preocupados en políticas revanchistas que en respetar el trabajo de un juez que trataba de poner en su lugar a las víctimas de la dictadura franquista.

1 comentario:

  1. Estamos haciendo el ridículo a nivel internacional

    ResponderEliminar